FERTILIDAD NATURAL

FERTILIDAD NATURAL

La motivación de reproducción puede llegar a ser en muchos casos incluso más intensa que la propia motivación de supervivencia, eso nos lleva a desear con mucho anhelo engendrar y traer una nueva vida al mundo, tarea que no siempre es fácil.

Debido al estrés, los malos hábitos alimenticios, la contaminación y la propia presión por ser padres, es demasiado frecuente encontrarnos con casos en los que el embarazo puede acabar pareciendo una tarea imposible, a pesar de que todas las pruebas médicas nos indiquen que no hay ningún impedimento.

Con este post pretendo, sobretodo, trasladaros esperanza, y con ella unos cuantos consejos que son de vital importancia para incrementar la fertilidad, tanto masculina como femenina, y que espero sean de ayuda a todos los que estéis esperando que un alma os elija para haceros padres…

1. Para empezar, y esto es de aplicación a cualquier problema de salud, hay que ¡detoxificar!. Muchas veces estamos contaminados por tóxicos de todo tipo derivados de la alimentación procesada, el cúmulo de comidas poco saludables, la acidez debida al exceso de azúcares y harinas refinadas, etc. La principal manera de detoxificar es alimentarnos de manera saludable, con una amplia variedad de frutas y verduras frescas. Los vegetales frescos, además de aportarnos nutrientes maravillosos, también nos aportan sustancias fotoquímicas que nos ayudan a extraer del organismo residuos nocivos. Podemos ayudarnos de algún preparado a base de hierbas de los que venden en herboristerías para hacer limpiezas. Además, una buena limpieza de hígado y de colón es más que recomendable para preparar nuestro terreno para concebir y albergar nueva vida.

2. ¡Alimentación saludable!
• Alimentos que sí: Frutas y verduras (si son crudas mejor, la vida aporta más vida), cereales integrales, legumbres, aceites vegetales de primera presión en frío, alimentos con altas cantidades de omega 3 (semillas de chía, semillas de lino, pescado azul), setas, frutos secos, germinados, huevos (siempre ecológicos).
• Alimentos que no: Alimentos procesados, barbacoas, ahumados, exceso de fritos, refrescos, alcohol, café, y en general azúcares y alimentos refinados. Evitar también alimentos contaminados con fármacos y hormonas (carnes no ecológicas, huevos no ecológicos, embutidos, etc.)

3. Suplementación interesante para incrementar la fertilidad:
• Para los dos: Un buen suplemento de vitaminas y minerales de origen natural; Raíz de maca andina; Flores de Bach para tratar desarreglos emocionales; Zinc-Cobre en oligoelementos, regula el sistema hormonal; Omega 3.
• Para Él: Zinc, Selenio, Coenzima Q10 y Vitamina E para mejorar la calidad y movilidad del esperma.
• Para Ella: Si tu ciclo menstrual no es regular, es recomendable que utilices plantas que pueden ayudarte a regularlo, como el sauzgatillo o la cimicífuga. Los suplementos a base de aceite de onagra también te ayudarán.

4. Actitud mental de aceptación. Esto puede parecer trivial, pero en muchos casos condiciona que se produzca o no un embarazo, aún cuando todo lo demás se esté haciendo de manera adecuada. Esperar un bebé, y mes tras mes no obtener el resultado deseado puede resultar muy estresante, pero hay que aceptar que una parte del proceso nunca dependerá de nosotros. El bebé llegará cuando sea su momento, y mientras tanto es importante que ocupemos nuestra vida con otros intereses, actividades, y objetivos gratificantes. Hacer girar toda nuestra vida entorno a un único objetivo, sea cual sea éste, solo contribuye a perdernos la riqueza de un montón de experiencias que están ahí para nosotros y nuestro disfrute.

Relájate, disfruta de tu pareja y del sexo, y cuando bajes la guardia…el polizonte aprovechará 😉

Rosa López

Deja un comentario