EL MITO DEL HIERRO: SUPERA LA ANEMIA CON ALIMENTOS VEGETALES

HIERRO
Existe la creencia extendida de que el Hierro es un mineral que se obtiene principalmente de las carnes rojas, y los hígados animales. Si bien las carnes e hígados son una gran fuente de hierro, no son ni mucho menos la única.

El hierro es un componente esencial de la hemoglobina de la sangre, que transporta oxígeno a todas las partes del cuerpo y es responsable del color rojo de la sangre. La anemia ferropénica es la que implica niveles bajos de hemoglobina por la poca presencia de este mineral, que juega un papel vital en muchas reacciones metabólicas. Los síntomas de la anemia son cansancio, falta de resistencia, dolores de cabeza, insomnio, pérdida del apetito, agotamiento o sentimiento de falta de oxígeno. El hierro es además un factor importante en nuestro sistema inmunitario, y cuando hay deficiencia de hierro tenemos menos resistencia a infecciones

Con este post quiero ampliar la información sobre el gran número de alimentos vegetales con los que podéis abastecer vuestras reservas de hierro, y que sería muy recomendable incorporar en la dieta tanto de vegetarianos como no vegetarianos:

• Cereales integrales, el cereal con mayor concentración es la quinoa.
• Legumbres: lentejas, garbanzos, judías rojas, soja, guisantes y altramuces.
• Harina de algarroba (que además podéis utilizar como sustitutivo del chocolate para prepara vuestros batidos, postres, etc.)
• Espinacas, acelgas
• Algas (especialmente espirulina, hiziki y dulse, ésta última destaca sobre la demás)
• Semillas: de chía, pipas de girasol
• Frutos secos: nueces de Brasil, almendras, anacardos, cacahuetes
• Frutas deshidratadas: ciruelas pasas, uvas pasas, albaricoques
• Raíces: Remolacha, rábano, zanahoria
• Alfalfa germinada
• Levadura de cerveza
• Perejil

Algunas recomendaciones para facilitar y potenciar la absorción de hierro:

• Incluir fuentes de Vitamina C en cada comida (frutos cítricos, pimientos). Esto puede incrementar hasta 6 veces la absorción de hierro.
• Suprimir el té o café con las comidas, los taninos y la cafeína disminuyen la absorción de hierro.
• Suprimir cantidades excesivas de ácido acético (vinagre).
• Limitar el consumo de lácteos, ya que su contenido en calcio bajará el nivel de hierro en sangre.
• Complementar con la sal de Schussler nº 3 Ferrum phosphoricum es muy útil para absorber y utilizar correctamente el hierro de la alimentación.

Rosa López

Deja un comentario