ABORDAJE NATURAL DE LA BRONQUITIS

Se acerca el invierno, y con él los problemas pulmonares para muchas personas…aquí tenéis algunas recomendaciones para el abordaje natural de la bronquitis.

El adecuado aporte de oxígeno al organismo garantiza el resto de funciones vitales, de ahí la importancia de que el estado en que se encuentra la mucosa respiratoria sea tan vital. Si la mucosa respiratoria está inflamada o cargada de mucosidad dificulta el intercambio gaseoso y por tanto la entrada de oxígeno. La alimentación tiene un papel muy importante en todo ello: hay que considerar los alimentos que protegen reduciendo la mucosidad, la inflamación y las infecciones, y evitar los alimentos alergénicos, que favorecen la mucosidad y deprimen el sistema inmunitario.

Los objetivos principales de la dieta deben ir encaminados a aumentar la capacidad inmunitaria y aliviar la sintomatología en la medida de lo posible. La dieta recomendada será biológica, inmunoestimulante y abundante en antioxidantes y líquidos.

Es importante tener presente que los lácteos pueden fomentar la producción de mucosidad, lo que favorece la cronificación de la bronquitis, retrasando su curación, con lo cual deben evitarse. También es importante eliminar fuentes de ácido araquidónico (carnes, vísceras, leche, queso, etc.), de grasas hidrogenadas (repostería industrial) o trans (fritos). Evitar también los carbohidratos refinados y el azúcar blanco.

Los alimentos recomendados serán:

  • Cebolla: alivia la congestión  y calma la tos, además de desinfectar la mucosa. Su contenido en cisteína la hacen mucolítica, antitusiva y expectorante, además de ser antioxidante. La presencia de quercetina produce su acción antialérgica.
  • Ajo: antitusivo, mucolítico, expectorante, antiinfeccioso. En general los alimentos del género Allium (ajos, cebollas y afines), debido a sus compuestos azufrados, son grandes antitusivos y mucolíticos.
  • Crucíferas (coles, rábanos, mostaza, remolacha, berros). Son antibióticas, antitusivas y mucolíticas.
  • Alimentos demulcentes, debido a los mucílagos presentes en los mismos: uvas, ciruelas pasas, higos secos, dátiles, hojas de borraja, calabacín, lechuga, copos de avena o centeno, mijo, etc.. Tienen un efecto protector y suavizante de las mucosas.
  • Alimentos ricos en vitamina C: cítricos, kiwi, guayaba, frutos del bosque. Aumentan la resistencia a la infección y reducen radicales libres.
  • Alimentos ricos en betacarotenos: zanahoria, calabaza, albaricoque, melocotones, espinacas, brécol, etc. Protegen la mucosa respiratoria de la infección y permiten una correcta regeneración de la misma, son antioxidantes y reducen la producción de sustancia pro-inflamatorias.
  • Alimentos ricos en enzimas proteolíticas: piña, papaya. Reducen la viscosidad del moco, además de ser inmunoestimulantes, antioxidantes y antiinflamatorios.
  • Alimentos ricos en zinc (siempre y cuando la infección no sea micótica o vírica, en cuyo caso con moderación): pipas de calabaza, mejillones, legumbres, huevos cocidos, levadura de cerveza, cereales integrales. Regeneran la mucosa respiratoria y aumentan su capacidad defensiva.

  FITOTERAPIA

  • Orégano (Origanum vulgare): Acción antimicrobiana, y también es activo ante hongos (antiséptico). Expectorante, aumenta las secreciones mucosas. Antiespasmódico.
  • Pino (Pinus sylvestris): Antiséptico, expectorante y mucolítico, descongestionante.
  • Tomillo (Thymus vulgaris): Antiséptico, antitusivo, expectorante y antiespasmódico.
  • Llantén (Plantago major L.): Antiinflamatorio, astringente, antitusivo, antimicrobiano, emoliente, antihistamínico y antialérgico.
  • Marrubio (Marrubium vulgare): Expectorante y fluidificante, antiespasmódico
  • Enebro (Juniperus communis): Expectorante, antiséptico y antiespasmódico
  • Ciprés (Cupressus sempervirens): Antiinflamatorio, mucolítico
  • Limón (Citrus limonum) y jengibre (Zingiber officinale): antibacterianos, fluidificantes, antipiréticos. Ambos en infusión con un poco de miel suelen desinflamar rápidamente.
  • Equinácea (Echinacea) y uña de gato (Uncaria tomentosa) para ayudar a combatir la infección por su tropismo con sistema inmunitario.

OLIGOTERAPIA

  • Cobre: Antiinflamatorio y antiinfeccioso
  • Cobre_oro_plata: para elevar el sistema inmunitario y ayudar a combatir la infección.

SALES DE SHUSSLER:

  •  Nº3: Ferrum phosphoricum. Fortalece el sistema inmunológico, lucha contra las infecciones. Es fundamental para que las moléculas de oxígeno se unan a los glóbulos rojos.
  • Nº 4: Kalium chloratum. Regula el metabolismo de las membranas mucosas.

 

Feliz invierno!

Rosa Mª López

 

Deja un comentario